Tita de la Garza, la menor de sus hermanas, está obligada a quedarse en casa sin poderse casar porque tiene que cuidar a su madre. Obligada a rechazar a su pretendiente, expresa su rebeldía en la cocina.

Como agua para chocolate

$35.000,00Precio