En la introducción Isaacson nos aclara que su punto de partida para este libro no fueron las obras maestras de Leonardo, sino sus cuadernos. El autor cree que la mente de Leonardo se refleja mejor en las más de siete mil doscientas páginas de notas y garabatos suyos que, de forma milagrosa se han conservado hasta hoy. El papel resulta ser una magnífica tecnología de almacenamiento de datos, aún legible después de quinientos años, algo que nuestros tuits quizá no serán.
Para completar, Isaacson se basa en tres grandes biografías antiguas de Leonardo escritas por autores que fueron casi contemporáneos. El pintor Giorgio Vasari, nacido en 1511 (ocho años antes de la muerte de Leonardo), escribió en 1550 el primer libro de historia del arte, Las vidas de los más excelsos arquitectos, pintores y escultores italianos desde Cimabue a nuesrtos días, de la que publicó una versión revisada en 1568 que introducía correcciones basadas en entrevistas con personas que habían conocido a Leonardo, como su discípulo Francesco Melzi

Leonardo Da Vinci - la biografía

$50.000,00Precio